21 febrero 2011

Nunca


Nunca volverán
los nunca más

18 comentarios:

Isolda dijo...

¡Qué carita, por favor! Es una preciosidad esa mirada tan triste y asustada de quien se le han muerto los abrazos y los besos. Y a sé que eso lo dice Cohen, pero lo tengo que asociar.
Besos de nunca más y ojalá se cumpliera.

Amando Carabias María dijo...

Hoy especialmente estamos con ellos, con ellas más aún. Las razones son obvias, pero este retrato aún hace que el estremecimiento aumente

Pluma Roja dijo...

Pero casi siempre observo expresiones de sorpresa o admiración. Pudiera ser también susto.

Buenas Noches Luisa.

Hasta pronto.

Cita dijo...

Esa mirada está viva. Tiene... como te lo digo... cuenta algo, secretos. Necesita ayuda quizá...
Todo bajo mi humilde opinión que no tengo ni idea de pintura

Besos

Cita

Luisa Navarrete dijo...

Tú asocia todo lo que quieras Isolda, ya sabes... siempre procuro que todo tenga un hilo conductor (unas veces es más obvio que otras)

Y gracias !!!

Besicos muchos para ti

Luisa Navarrete dijo...

Y cada día Amando... aunque la impotencia sobrevuele sobre nuestras cabezas

Un abrazo inmenso para ti

Luisa Navarrete dijo...

Yo creo que es un poco mezcla Pluma Roja, aunque estoy convencida que vemos un matiz más acentuado dependiendo de nuestro estado vital al observar la pintura

Un abrazo enorme y montones de besicos

Luisa Navarrete dijo...

El mejor piropo que me puedes hacer Cita es decirme que lo que pinto está vivo, créeme es una de mis obsesiones cuando pinto.. que lo que haga diga cosas, incluso que respire ;)

alguien realmente tiene idea de pintura? yo soy la primera que no, esto es como todo Cita (yo lo veo así) cuestión de sensibilidad al observar un cuadro y para eso no hay que saber de técnicas, sólo de corazón y sensible sé que eres un rato.

Un abrazo inmenso para ti

María Socorro Luis dijo...

Veo una mirada limpia, inocente, en absoluto contaminada por el mundo, que aún no comprende.
Una asombrada y auténtica mirada infantil

Muxicos

Luisa Navarrete dijo...

y a mi me encanta que veas esa mirada querida Soco, los niños no debieran dejar nunca de ser niños.

Un montón de muxicos

eloy dijo...

Esa boca abierta y esos ojos son de asombro, de sorpresa, de alguien que tiene la mirada aún incontaminada. Solo el paso del tiempo borrará esa expresión infantil. Pero a la vez es una mirada que interroga al que mira y le dice: oye, estoy aquí y tengo derecho a vivir como tú.
Me gustan tus pinturas porque piden al que las mira una toma de postura, con esas miradas que interrogan, esos ojos tan expresivos. Siempre es un placer pasar por aquí. Besos.

Charcos dijo...

Me gusta que no sean obvias las expresiones y que tengan mil y una interpretaciones que son todas válidas.

Muchas gracias Eloy, me encanta tu visita ;)

Besicos

Migli2007 dijo...

Sus ojos abiertos al mundo,su rostro diáfano, sus labios, hoy me dicen de su asombro a lo que, en su inocencia, le toca vivir,a su diario andar en un mundo cruel y maldito. Esas pequeñitas lágrimas que, según yo, percibo, me tocan aún más.
Abrazos, pero muchísimos.
Maffi

Paloma Corrales dijo...

Esta mañana cuando la vi pensé que transmitía inocencia en su estado más puro, y ahora, después de mirarla un ratito, lo confirmo.

Besazo.

Ps. quizá hay también vestigios de tristeza.

Leonel dijo...

Lo vi ayer, y no comenté porque pensé que lo que veía tenía que ver con el momento que yo sentía, pero vuelvo, y en esos ojos, limpios y puros, veo miedo, veo un alma asustada y una lágrima inocente de quien descubre el dolor que nace y desborda sus pupilas.
Un abrazo fuerte para ti y muchos besicos sin miedo.
Leo

Charcos dijo...

Si que hay lágrimas Maffi yo también las veo, ese mundo quizás demasiado desbordado

Un montón de besicos para ti

Charcos dijo...

Tristeza y quizás sorpresa, o algo así... aunque lo que tú veas es lo válido y esa inocencia está claro que desborda.

Besicos tropocientos para ti Paloma

Charcos dijo...

Cuando el mundo de fuera se desborda, cuando todo parece querer dañar, los ojos más puros se desbordan en lágrimas llenas de interrogantes, del no comprender del no saber. De la impotencia más tierna

Un montón de besicos para ti Leo